El paladar es el más sabio de los jueces. Tu sentido del gusto será quien dictamine en última instancia, pero en este post hemos querido darte pistas para que sepas distinguir cuándo las paellas a domicilio en Madrid son de buena calidad y cuándo no lo son.

Enseguida te darás cuenta de que ten han preparado un manjar en el restaurante de paellas a domicilio en Maderid Centro si observas que el arroz está en su punto. Los expertos recomiendan el de tipo bomba para este plato originario de Valencia. Un arroz pasado puede dar al traste con un plato cuyos ingredientes sean de la máxima calidad, lo mismo que si está duro.

Otro detalle que saltará enseguida a la vista será, precisamente, el de los ingredientes. Sepia y langostinos o gambas suelen ser los que más se usan para cocinar esta receta. Y a poco que tengas buena vista, en un primer momento sabrás si son frescos o, por el contrario, te los han servido congelados.

Si observas que los langostinos o gambas conservan la piel y la cabeza, lo más probable es que la paella que te estás comiendo haya sido comprada en un ultramarinos.

Sabrás si estás degustando un buen plato de paella de marisco por el sofrito. Bien hecho y con todos sus ingredientes, darán un sabor muy especial al arroz. Lo mismo que si ha sido cocinada con el caldo del marisco o caldo de pescado. Para muchos chefs, este es uno de los principales secretos.

Hay quienes añaden pastillas concentradas para dar sabor al plato, pero aunque se consiguen buenos resultados, no es lo mismo que una paella de marisco cocinada con ingredientes naturales y el arroz en su punto.

De eso sabemos y mucho en La Casita de los Arroces, donde trabajamos con la mejor materia prima  para la elaboración de nuestros variados tipos de paellas y arroces.